Qué es la harina de roca y qué puede hacer por tus plantas

Cada vez hay más personas que empiezan a interesarse por la agricultura a pequeña escala, por cultivar sus propios productos para autoabastecerse, al menos, en algunas épocas del año. Hoy queremos responder a una pregunta que se hacen muchos de estos agricultores amateurs: ¿qué es la harina de roca? ¿cómo puede ayudarme?

Qué es la harina de roca

La harina de roca es un recurso global que permite la remineralizacion del suelo y que cada vez más se utiliza como sustituto de los fertilizantes químicos, usándose principalmente en agricultura orgánica.

La harina de roca se obtiene moliendo rocas naturales hasta convertirlas en polvo, un método que ya se utilizaba en la Antigüedad. El resultado es la creación de  un fertilizante ecológico que evita el daño que ocasionan los productos químicos al ecosistema.

Qué beneficios aporta la harina de roca

La harina de rocas no contamina ni el suelo, ni el aire, ni el agua de los cultivos. Solo esto ya la convierte en una importante opción a considerar.

Además, retiene la humedad del suelo, mejorando su estructura y estabilizando su pH. También disminuye la erosión, aumenta la materia orgánica y neutraliza las toxinas que pueda tener.

Este fertilizante natural mejora el estado nutricional de las plantas y las hace más resistentes contra la acción de insectos, enfermedades, bajas temperaturas y sequías. Los nutrientes que aporta (macro y micro) propician un equilibrio nutricional entre el suelo y las plantas, y esto afecta también a otros seres vivos: incrementa la actividad de lombrices y microorganismos

La harina de roca ayuda a aumentar la producción. Se estima que en los cultivos de frutas y vegetales se llega a incrementar hasta en un 25%, pero además también sube la concentración de vitamina C de algunas frutas.

En definitiva, la harina de roca restablece las condiciones de la naturaleza para permitir un crecimiento más óptimo de los cultivos. Los abonos y fertilizantes químicos, en cambio, son solo una ayuda artificial y temporal que acaba afectando a todo el ecosistema.

Como todos sabemos, los minerales son imprescindibles no solo para el crecimiento, desarrollo y buen estado de las plantas, sino que también son necesarios para los seres vivos que las consumimos. Una dieta saludable a base de alimentos ricos nutricionalmente nos beneficia directamente.

Cómo se obtiene la harina de roca

La harina de roca se comercializa y es un producto asequible. Si la compramos debemos asegurarnos que sea orgánica y no esté complementada.

También la podemos hacer nosotros, pero debemos saber que, dependiendo del tipo de suelo, se necesitará un determinado tipo de roca.

Son recomendables las rocas ígneas, como el basalto y el granito. Las metamórficas, como la pizarra, el mármol y el cuarzo, y las sedimentarias como la calcita y la arenisca.

La harina la obtendremos rompiendo las piedras con una maza o un martillo. Después, se debe pasar por un tamiz hasta obtener un polvo fino como la harina.

Cómo se aplica la harina de roca

Evidentemente dependerá del tipo de cultivo y de las preferencias del usuario.

A grandes rasgos, la harina de roca puede esparcirse manualmente o puede ser introducida en el suelo con una pala, arado, o con maquinaria pesada. También se puede esparcir mezclada con un líquido usando una mochila pulverizadora.

Dependiendo de la humedad, del tipo de suelo, etc., será necesario utilizar mayor o menor cantidad de harina. Es importante que sea de varios colores, para que garanticemos la utilización de distintos minerales y así el mejor desarrollo de las plantas.

Los suelos remineralizados con harina de roca nos proporcionan plantas sanas, que hacen posible una producción de c

Te ayudamos?


Tipos de roca para poder realizar harina de roca

Monolitos y menhires de piedra pizarra
Menu