Estabilizador de grava Modular

Consigue caminos, senderos o aparcamientos de gran firmeza con grava gracias a los estabilizadores de grava. Estos pavimentos de grava combinan con la comodidad de un camino de hormigón con el aspecto natural de un camino de gravilla. Una solución ideal para caminar, circular con bicicletas, sillas de ruedas, coches…

Estabilizador de grava modular en cubierta invertida
Cubierta invertida realizada con placas estabilizadoras modulares de grava sobre lámina impermeabilizante.

Estabilizador de geoceldas

Está compuesto por placas de plástico antideslizante de color negro, cada placa tiene unas dimensiones de 505x580x30 mm y un peso de 1kg. Las placas están divididas en 100 celdas de forma hexagonal con unos 5 cm de diámetro, en su perímetro vienen preparadas con pestañas de unión con sistema de «click», facilitando la unión entre ellas para crear pavimentos de grandes dimensiones (4 placas componen 1,17 m²). Requieren fijación perimetral al suelo mediante grapas o piquetas y para ello vienen preparadas con perforaciones.

Si el terreno en el que lo se va a colocar el estabilizador de grava modular es de tierra o puede salir hierbas, es muy recomendable poner una malla antihierba debajo del estabilizador de grava. La cantidad de piedra necesaria se obtiene calculando 60 kg. de grava por m², se recomienda que sea grava y no canto rodado, para que compacte mejor. El tamaño ideal de la grava es de granulometría entre 6 y 16 mm, cualquier grava dentro de ese rango es válido. También permite el relleno con tierra o plantar césped.

Con este estabilizador y la grava se consigue un pavimento drenante antideslizante idóneo para evitar charcos, formación de barro o hielo en los días más fríos, aumentando la seguridad en la circulación, además permite la absorción del agua por las plantas o árboles que se puedan plantar en los márgenes de los caminos.

Módulo individual de estabilizador de grava
Módulo de geoceldas para formar un pavimento de grava.
Piquetas sujetando estabilizador de grava modular
Sujeción perimetral al suelo mediante piquetas.
Estabilizador modular de geoceldas relleno de grava
Geoceldas hexagonales del estabilizador de grava rellenas de gravilla.
Sección pavimento drenante con estabilizador de grava
Sección pavimento drenante con estabilizador de grava

Ventajas

  • Fácil colocación con muy poco esfuerzo.
  • Precio asequible, caminos de jardín mucho más cómodos y prácticos.
  • Las piezas se unen de manera muy simple gracias a las pestañas «click».
  • Caminos drenantes, evitan la creación de los molestos charcos.

Detalles del producto

  • Largo 505 mm
  • Ancho 580 mm
  • Alto 30 mm
  • Clase de carga C250
  • Resistente a rayos UV
Estabilizador de grava modular sobre malla antihierba
Camino preparado con estabilizador de grava modular sobre malla antihierba para rellenar.

Colocación de estabilizador de grava modular

Colocar el estabilizador de gravas no es excesivamente complicado pero si que se requiere seguir unos pasos concretos, es cuestión de paciencia más que de habilidad.

  1. Cortamos la malla anti hierba a medida del espacio, la estiramos bien y la sujetamos con grapas de sujeción para que no se mueva.
  2. Posteriormente vamos colocando las placas sobre la malla y las sujetamos por todo el perímetro con grapas hasta que se quede ocupando perfectamente toda la superficie.
  3. Comenzamos a llenar las celdas con la gravilla, llenar primero un tramo y  después podremos echar más cantidad de grava encima de ese tramo e ir empujándolo hacia las celdas vacías. A partir de este momento el trabajo es más fácil y rápido.
  4. Una vez tenemos relleno todo el estabilizador, se recomienda echar 5 mm más de grava, para que no se vea el estabilizador.
  5. Se recomienda pisar bien la grava, si tenemos un rodillo que pese sería perfecto, pero si no disponemos de uno podemos poner una tabla y subirnos encima para poco a poco ir pisando el terreno, de esta manera la grava se compactará muy bien y conseguiremos el efecto cómodo que buscamos.

+ INFO