Cantos rodados en cubiertas invertidas

Las cubiertas invertidas son una de las fórmulas más interesantes para aislar e impermeabilizar los techos de viviendas, edificios o espacios industriales. Este método aislante de terrazas se ha impuesto a otros por distintos motivos: es un trabajo duradero, resistente y que ofrece un altísimo nivel de satisfacción para los clientes.

Además, se trata de un tipo de trabajo muy estético que permite distintos acabados. Esto es debido a la gran variedad de cantos rodados que se pueden poner sobre las cubiertas, y que son respetuosos con las láminas impermeables, lo que alarga la vida útil de la instalación.

 

 

Qué es una cubierta invertida

Antes de entender la importancia de contar con cantos rodados de la mejor calidad para el aislamiento de la terraza de un inmueble, conviene entender muy bien de qué se trata este sistema de las cubiertas invertidas.

En pocas palabras, la cubierta invertida es un método de aislamiento e impermeabilización del techo de la vivienda. En estructuras con terrazas superiores, es de total relevancia contar con un buen sistema aislante que impida que el agua de lluvia acumulada en las terrazas se filtre en el edificio y llegue a crear humedades y generar otros problemas.

 

Piedra para proteger tela asfáltica de los tejados

En estos casos, hay que impermeabilizar la terraza. Esto se puede hacer de distintas maneras, y una de ellas es la cubierta invertida: esta fórmula de trabajo en terrazas se basa en la colocación de una lámina impermeable. Pero esta lámina suele sufrir mucho por las inclemencias del tiempo, la acción humana o incluso la aparición de plantas en la zona.

Por ello, es preciso proteger la lámina impermeable. ¿Cómo? Generando esa ‘cubierta invertida’ con capas superiores que protegen la impermeabilización con distintos materiales, entre los que destacan los cantos rodados de primera calidad.

 

Cantos rodados para las cubiertas invertidas

La utilización de cantos rodados en las cubiertas invertidas aporta tanto seguridad para la malla aislante como una terminación estética para el propio edificio.

Esta es una de las opciones más interesantes porque los cantos rodados no cuentan con picos o zonas duras que puedan causar daños en la superficie de la lámina impermeable. De este modo, se crea una capa superior que permite que el montaje pueda transpirar, se drene el agua y, sobre todo, donde la cubierta más importante y delicada quede protegida de manera permanente.

 

 

Una opción estética

Uno de los puntos más importantes para los clientes a la hora de optar por los cantos rodados para la terminación de las cubiertas invertidas es que es un material llamativo y estético para las cubiertas de los edificios.

Esto es gracias a la existencia de una amplia oferta de cantos rodados. Dependiendo del nivel de presupuesto y los objetivos perseguidos, se puede optar por una piedra más decorativa o por opciones que resulten económicas y sigan cumpliendo perfectamente su función gracias a los altos criterios de calidad que impone el fabricante. Esto es de vital importancia, puesto que se trata de un material que protege todo el inmueble y que debe durar muchos años.

 

Grava para cubiertas invertidas

 

Seguridad y calidad

Más allá de que se trate de cantos rodados más bonitos o más o menos caros para las cubiertas invertidas, lo más importante es que el cliente se asegure de adquirir un material de calidad.

¿Y qué es lo más importante a tener en cuenta en ese sentido? Lo principal es apostar por empresas que sirvan cantos bien pulidos y sin ninguna arista o pico, de manera que no exista modo de romper o dañar la tela impermeable o sus distintas capas.

Además de ello, es interesante que el instalador asegure que las piedras están perfectamente limpias y no acumulan polvo, restos de raíces o arena. Así, el cliente se asegura de que con la llegada de las lluvias no se va a producir ningún atasque en las salidas de agua, lo que sin duda es un complejo problema que puede generar grandes dificultades y necesidades de reparación en casa.

 

Piedra blanca, negra o gris para tejados tipo cubierta invertida, cantera.

 

Instalación fácil

El último punto a tener en cuenta a la hora de plantearse la utilización de cantos rodados (que también se pueden utilizar para el jardín o en decantaciones) para cubiertas invertidas es que la colocación de las mismas no sea compleja. En este sentido, siempre conviene optar por aquellas empresas que distribuyen la piedra al cliente final en big bag con válvula de descarga.

¿Por qué? Porque de este modo el cliente se asegura de contar con un método de distribución cómodo, fácil, seguro y que no requiere demasiado esfuerzo humano.

Las big bag con válvula de descarga son cada vez más utilizadas en la industria de la construcción debido a lo fácil que resulta la descarga y distribución del material que contienen. Y también que permiten hacerlo de un modo controlado y distributivo.

El uso de estas válvulas supone no solo un ahorro de esfuerzo, sino también de tiempo de trabajo. Por tanto, esto repercute directamente en el presupuesto de instalación de los cantos rodados para las cubiertas invertidas.

Descubre más artículos interesantes en el blog de Canteras el cerro.