Decora tu jardin con piedras zen

Decora tu jardín con piedras zen

Las piedras Zen son propias de los jardines japones y se componen de 5 piedras en equilibrio. Cada una de ellas representa uno de los 5 elementos (tierra, aire, fuego, agua y éter), los cuales son muy importantes en las culturas asiáticas, y suele estar acompañado de otros elementos naturales, como el bambú.

Asimismo, este uso, que ahora llamamos decorativo, de las piedras Zen y bambú tiene siglos de antigüedad. En realidad, se trataba de un pasatiempo para los monjes, guerreros o emperadores a los que les transmitía paz y armonía.

Si quieres conseguir un jardín de estilo Zen, te vamos a dar un par de ideas combinando este estilo asiático utilizando piedra natural.

Jardín zen en maceteros

Seguro que cuando piensas en un jardín Zen se te viene a la mente la imagen de esos mini jardines con arena que te ayudan a relajarte. La idea que te vamos a comentar es muy similar, pero trasladándose a unos maceteros grandes.

Si tienes un jardín pequeño o una zona sin mucha vida a la que le quieras dar un toque más relajado, coloca uno o dos maceteros grandes y encima de ellos alguna piedra natural de color claro, como los gaviones, que es mármol triturado. Puedes hacer alguna forma geométrica con ellas, como formando círculos o caminos. Una vez que ya las has colocado como querías, es hora de posicionar las piedras Zen que, recuerda, deben ser planas para que no se caigan fácilmente.

Camino zen

Otra opción en cuanto a decoración es incorporar este estilo en el camino de tu jardín poniendo madera de bambú o una piedra oscura, como las losas de pizarra, que se suelen ver mucho en los jardines japoneses. Estas losas, además, soportan bastante peso y aguantan muy bien el paso del tiempo.

Luego, para darle un toque más Zen, coloca piedras naturales alrededor del camino, como canto rodado, gravilla, granito, etc. Pero te recomendamos que los colores de las piedras se aproximen lo máximo posible al blanco si vas a colocar las losas de pizarra.

En este punto, coloca las piedras Zen como gustes a lo largo del camino, como en varios montoncitos o solo uno principal al que le puedes colocar vegetación alrededor.

Jardín zen en tamaño real

¿Qué tal si haces un jardín Zen en tamaño real? Esta es otra posibilidad para darle un toque más oriental a tu jardín, y puedes hacerlo tanto si tienes mucho espacio con el que trabajar.

La idea general es colocar alguna piedra natural muy pequeña, como sustitutivo a la arena o a la sal, en la zona donde vayas a crear este espacio. Tienes que poner varias capas, por lo que te recomendamos poner canto rodado o gravilla, por si quieres ir jugando con las formas que puedes hacer con las piedras con un rastrillo, tal cual lo harías con un jardín Zen decorativo.

Para darle algo de vista coloca vegetación en algunos puntos claves, como las esquinas o en medio de tu jardín. Finalmente, coloca las piedras Zen para que te aporten equilibrio y paz.

Hazlo tu mismo, jardín japonés Zen.

Haz tu mismo tu jardín seco, con él conseguirás:

  • Disfruta el fin de semana, apenas necesita mantenimiento.
  • Relajate y medita, un jardín japonés te invita a ello.
  • Olvidate de los mosquitos.
  • Ahorra agua, es un bien escaso
Te ayudamos?


Jardin minimalista, gravilla blanca y un rastrillo

Otros consejos para ti.