Cómo hacer una rocalla en el jardín

Hacer una rocalla en el jardín es una atractiva opción de decoración de exteriores, muy fácil de mantener que siguiendo nuestros consejos puedes construir si tienes en mente emprender un proyecto de este tipo. El recrear un ambiente montañoso en el jardín, da la oportunidad de convertir cualquier zona en un lugar vistoso, silvestre y sobre todo resistente a las inclemencias atmosféricas; pero como en todo, una buena base es el secreto del éxito.

Pasos a seguir en el diseño de jardines con piedras

Lo ideal es utilizar siempre un desnivel en el terreno, no obstante, esto no es definitivo, pudiéndose siempre diseñar una estructura de plantas y piedras en cualquier zona exterior. Todo paisajista que se precie, comienza su obra de arte diseñando en papel, por eso, el jardín de rocalla empieza siendo un proyecto que salta del folio hasta el jardín; de este modo además podrás calcular qué materiales son los precisos para construir la rocalla y asegurarte un resultado perfecto.

Preparando el terreno de un jardín de piedras

Delimita el terreno donde emplazarás la estructura, puedes hacerlo directamente sobre el suelo con grandes piedras bien fijadas; eso sí, antes te habrás preocupado de montar tu rocalla en un área apartada de árboles y desbrozada, de lo contrario, las raíces puedan invadir y destrozar con el tiempo el jardín decorativo. Otra opción, menos ambiciosa, es colocar contenedores que rellenarás con tierra y turba, para terminar combinando con piedras.

Por otro lado, recuerda primero siempre que el espacio elegido debe permitir el drenado de agua, por eso si son contenedores agujeréalos estratégicamente y si la rocalla va en suelo, combina el sustrato orgánico con una zona de drenado a base de, por ejemplo, gravilla caliza.

Principales piedras para hacer una rocalla en el jardín

El espacio destinado para el jardín decorativo determinará las dimensiones de la piedra principal a utilizar lógicamente, aunque conviene proveerse de piezas de diferente tamaño para que la estructura pétrea resulte encantadoramente irregular. Lo mejor es elegir rocallas acordes con el ambiente y siempre con una apariencia similar para guardar una armonía. Existen establecimientos especializados en la venta de este tipo de materiales. Y, por último, coloca piedras pequeñas para ir terminando el diseño, recuerda, la disposición de las piedras será decisiva en el crecimiento de las plantas.

¿Cuáles son las mejores plantas para la rocalla?

Las plantas dan vitalidad y naturalidad al conjunto, por lo que hay que utilizarlas en proporción con la piedra y conseguir la apariencia que queremos: un ambiente rocoso, rústico y natural. Las plantas que normalmente se utilizan en un jardín de rocalla son las mismas, a grandes rasgos son plantas de crecimiento lento y enanas así como especies que crecen con poco sustrato orgánico.

Son típicas las suculentas (aloes, cactus…), coníferas pequeñas y plantas perennes o vivaces. El secreto final está en colocar estratégicamente diferentes tipos de plantas y jugar con los colores para conseguir resultados espectaculares.

Con estos consejos básicos, el material adecuado y tu creatividad, esperamos que la rocalla de jardín está lista para ser disfrutada. Y si necesitas más consejos para decorar con piedras, no dudes en consultar con nuestros expertos.

Te ayudamos?


Cantos rodados, gravillas, marmolinas, losas de piedras

Tipos de rocallas

Menu