Canto rodado negro zen

Canto rodado negro zen

Las piedras naturales ganan cada vez más terreno en la decoración de nuestros jardines. El profesional en paisajismo y en diseño de jardines las tienen muy en cuenta a la hora de delimitar ambientes en la decoración de zonas ajardinadas, y para incorporar el elemento “agua” en los jardines.

Además de ser muy vistosas, son muy resistentes y fáciles de mantener, al mismo tiempo que solucionan varios problemas del jardín tales como humedad, sombras, barros, etcétera.

Las posibilidades de combinaciones son casi infinitas: gravilla con ladrillo, lajas con canto rodado, piedras con baldosas de granitos, arena con cantos suaves redondeados por el agua y canto rodado, o piedra bola redonda, platillo y moneda, con grava al tono. No obstante se recomienda no utilizar demasiados colores para no recargar el paisaje.

 

Sin duda alguna, el lugar donde más se usan las piedras es en el suelo de nuestro jardín, ya que podemos utilizarlas para crear caminos y/o rampas para estacionar el coche, delimitar zonas de descanso o área gastronómica, realizar peldaños, y un sin fin de opciones que brindarán más vida y brillo a nuestro jardín.