Arenas silices en las pistas deportivas

 

En las pistas para practicar deporte siempre hablamos de si son de césped con caucho, de tierra, pistas duras de cemento… pero pocas veces se habla de otro componente que se utiliza para que las pistas de césped sean más adecuadas: la arena de sílice.

Qué es la arena de sílice

La arena de sílice se compone de cristales de cuarzo tratada con diversos tratamientos térmicos para alcanzar ese tamaño mínimo que apenas se nota. Normalmente, al comprar arena de sílice para pistas de deporte se adquieren mezclas de arena de sílice y otros tipos de grava, aunque la mayor parte ha de ser de sílice para conseguir todas las propiedades que buscamos.

Todas las partículas que componen este tipo de arena pasan por una serie de procesos de lavado y secado para que su aspecto final sea óptimo. De esta forma se consigue que el polvo que acompaña a los cristales de cuarzo se elimine y no dificulte el juego posterior.

No cualquier tipo de arena consigue mejorar el césped artificial, solo la auténtica arena de sílice conseguirá buenos resultados. Otras arenas pueden provocar cortes y pueden ser el hábitat idóneo para la proliferación de focos de bacterias u hongos. Esto en cuanto a comodidad, pero respecto al juego, solo una buena arena de sílice mejora el golpeo de la pelota, los movimientos sobre la pista y el drenaje del agua.

Características y ventajas de la arena de sílice sobre el césped

Entre las características de la arena de sílice cabe destacar, de forma resumida, los siguientes puntos:

  • Mejora el estado del césped, consigue que la humedad se mantenga durante más tiempo y que las fibras del césped artificial se encuentre más firmes. En definitiva, alarga su vida útil y hace que se pueda disfrutar mejor de él.
  • Gracias al mantenimiento de la humedad, se agradece que en los días más calurosos el césped no alcance una temperatura tan alta como pudiera ser sin la arena de sílice o con el uso de otros materiales como el caucho.
  • Se necesitan aproximadamente 5 kilos por metros cuadrado de pista deportiva. Con este dato se puede hacer una estimación de la cantidad que necesitas para mejorar el estado de tu pista.
  • Con el uso de la pista, la arena de sílice y sus partículas van distribuyéndose por todo el espacio de forma desigual. Para que la pista se mantenga uniforme y no haya cambios según la zona en la que se use, con un cepillo de púas se puede redistribuir. Recuerda que siempre hay que desplazar el cepillo en sentido contrario a la orientación de las fibras del césped.

Cuando hayas hecho deporte sobre una pista de césped artificial sin arena de sílice y sobre otra que sí la tenga, notarás perfectamente las diferencias de las que hablamos. Merece la pena echar unos cuantos kilos de arena de sílice sobre el césped, mejorar su periodo de vida útil y poder disfrutarlo mucho más con un resultado profesional.

Te ayudamos?


Difernetes tipos de arenas silices

arena silice cesped artificial
Menu